miércoles, 5 de diciembre de 2007


Estos dias de diciembre que para los niños significa el mes de las ilusiones, donde esperan gustosos que la Navidad llegue y Santa Claus los sorprenda o los premie.. para otros niños significa un dia mas, de tristeza de hambre, de soledad, de maltrato, de silencio, de abuso, de mil y un situaciones que no terminaria de enumerar.

Para mi, significa celebrar un año mas de vida, pero tambien el recuerdo de muchas situaciones dolorosas..que de alguna forma han dejado secuelas en mi vida. Yo nunca crei en Santa, por que a mi me dijeron desde siempre que no existia, no tenia esa ilusion.. me llevaba mi abuela a las tiendas y me dejaba comprar lo que mas me gustara pero eso era todo.

Por otra parte, siempre se presentaban dias antes situaciones en donde los gritos y problemas se hacian presente, lastimando el corazon de dos niñas que ansiaban tener una vida diferente, recuerdo que nos tomabamos e las manos, nos veiamos a los ojos, y cuando todo el festin iniciaba nos tapabamos los oidos fuerte y cerrabamos los ojos, y asi permaneciamos..hasta que la tormenta habia pasado...Asustadas nos incorporabamos a ese dia.. disimulando que no pasaba nada, pero en nuestro corazon sabiamos que solo era pasajero, que no tenia fin.

Cuando senti a mi criatura en mi vientre..jure por la vida y por Dios, que jamas vivirian algo parecido...Nunca.. jure que iban a tener la ilusion aunque fuera temporal de creer en Santa, jure..que lo celebrariamos para darle alegria a su vida, jure..que lucharia por tener una familia y hacerla feliz, jure..que pondria mi vida..para proteger a mis hijos los que tuviera y que jamas vivieran..lo que esas dos niñas tomadas de las manos y con los ojos cerrados vivieron...

Y asi poco a poco, con el paso de los añós quedaba prohibido a cualquier miembro de mi pequeña familia, causar problema alguno que pudiera acabar con la paz de esos dias y de todos los del resto del año. Uno de los integrantes dejo de formar parte, siendo el principal agresor, asi que las cosas cambiaron radicalmente.

Hoy las cosas son diferentes, hay situaciones que tendran que resolverse y acabarse, pero de una forma mas madura, menos traumatica, sin agresion, sin tanto dolor.

Ese dia de verdad me esmero y desde temprano arreglo mi casa, preparo la cena, pongo musica navideña y trato de festejarlo con todo el amor y la magia que este dia tiene. Recordemos que tambien celebramos a Jesus, y yo le doy la Bienvenida en casa....


1 comentario:

mas de 30 dijo...

tremendas experiencias de vida que marcan toda una historia ,recuerda que a tu ritmo, pero el lenguaje corporal para los crios habla mas yo recuerdo ese ceño fruncido de mi madre y de inmediato trato de aligerar el mio jaja saludos , sabes que a la distancia siempre cuantas con mi apoyo