domingo, 6 de enero de 2008

Veneno


Se vio acorralado, se sintió avergonzado, se sintió juzgado, y sin una gota de piedad...sembró la duda del dolor en su corazón frágil, en sus recuerdos, en su tristeza, en su perdida, definitivamente su lengua viperina..lastimo ese corazón dolido...no repuesto a la ausencia de ese ser que tanto ama, extraña y le duele...

Justifico su deslealtad, su indiferencia, su engaño, su poca voluntad, su falta de amor...culpando y evidenciando al otro personaje de la historia de este maravilloso libro encontrado en un anaquel perdido..El que siendo su compañero de vida pagaba doble placer por noche en esos días de dolor, donde el cuerpo enfermo de esa mujer no funcionaba, que se esperaba del otro que desde su mesa lo observaba gustoso sintiendo alivio por su falta..Se hicieron complices, de noche, de engaño, de burla, de traición.

A ese compañero de vida, las circunstancias lo llevaron a buscar placer del cuerpo...pero existe algo muy real en esta historia, ese hombre dejo su vida, sus mejores años, su juventud, su amor, su paternidad fallida, su pasión en ese cuerpo enfermo, esa es una gran y absoluta verdad.

No hay comentarios: