martes, 16 de octubre de 2007

La Vida


En un momento de desesperacion, y con mis demonios persiguiendome, cai en cuenta que debia de acudir a mi refugio, que es el Mar, donde mi corazon, espiritu, cuerpo, sentimientos, pasiones, dolores quedan al descubierto en el instante que estoy frente a el.

Caminando a paso acelerado, y tratando de despojar cualquier sentimiento doloroso que traia a cuestas, en completo silencio, y solo perturbado por el intenso sonido de la naturaleza como si quisiera a la par gritar junto conmigo mis silencios, segui mi camino sin parar... despues me deje llevar por mis instintos y encontre el lugar perfecto..para desahogar atravez del llanto mis tristezas, dando inicio a mi meditacion, repitiendo mantras una y otra vez, respirando y exhalando profundo, empece a sentir como mi corazon latia menos fuerte, como mi coraje y tristezas se desvanecian se esfumaban... Me deje llevar por su sonido, por su voz, por su melodia, por el ir y venir de las olas, por la brisa que acariciaba mis mejillas, y cuerpo entero, y finalmente postrada, pegada, unida, acariciada, entregada, en un estado de consciencia e inconsciencia, levante mi cuerpo y se desvanecio en la arena, y me acogio de una forma tan maternal que me perdi en la noche en la paz, en la calma en la luna, como si todos los elementos necesarios se hubiesen puesto de acuerdo para saciar mi necesidad de paz, de amor, y por un instante perdi nocion del tiempo, liberandome en su totalidad, jamas habia sentido tal suavidad, y en medio de la nada como regalo de Dios, el Mar igual que yo se encontraba en completo silencio, en total armonia, sus olas parecian acariciar mi sueño, mis pensamientos, mi amor, mis besos, mi cuerpo, mi paz.

1 comentario:

mas de 30 dijo...

el embrujo del mar , su deliciosa seduccion , su misterio , cu complicidad, que bello tener tan a la mano ese maravilloso amigo , que nos hace volar y tocar fondo a la vez
Gracias sra. Animo y adelante con sus letras