jueves, 30 de julio de 2009


Ayer al recoger el diagnostico de mi pequeño la doctora nos comento, en la vida de nosotros los medicos como en todo hay momentos hay pacientes que nos marcan de por vida y quiero decirle que los ojos, mas bien la mirada de Carlos ha marcaado mi vida tiene el la inocencia, el amor y la dulzura en sus ojos que dan Paz.

Senti deseos de llorar, senti deseos de tomar las manos de esa mujer y decirle Bendita sea, senti ver los ojos de mi pequeño frente a los mios, senti sii, esa magia esa inocencia y ese amor que por el paso del tiempo muchas veces vamos perdiendo los adultos.

Dios me de la sabiduria, la paciencia, el amor, la fortaleza, el entendimiento, la claridad, la humildad para recorrer este camino que inicia.

Amen.

1 comentario:

LuNa dijo...

Todo esta bien Hermosa Un abrazo de corazon a corazon desde esta tarde que te acompaña enlas buenas y en las mojores y en las nuevas situaciones a resolver